jueves, 20 de julio de 2017

El Lago de Marbella; puro arte en una eclosión de sabores, texturas y aromas


Cocina creativa, productos de calidad, esencia andaluza... y ponemos rumbo al Sur, a la Costa del Sol, hasta llegar a Marbella, a un enclave único en la urbanización Elviria Hills, donde se encuentra Greenlife Golf, que atesora en su Casa-Club, el restaurante El Lago de Marbella, reconocido por la prestigiosa guía Michelín con una estrella desde el año 2005.


Tuve la oportunidad de conocer el restaurante El Lago con motivo de mi asistencia a la segunda Edición de Marbella All Stars os confieso mi inicial curiosidad al conocer que iba a asistir a una cena en este lugar, reconocido con una estrella Michelín, sin duda, todos mis sentidos iban a disfrutar de lo que sería una gran velada.

El desarrollo del concepto y dirección de El Lago, corresponde a Paco García, quien lo inauguraría en el año 2000, apostando por una cocina de calidad, moderna y atrevida, haciendo de este lugar todo un referente de la gastronomía andaluza. Fue un verdadero placer conocerlo.




El restaurante El Lago se encuentra en un enclave único, situado en un Campo de Golf, en plena naturaleza y con vistas al lago. Todo el frontal de la Casa Club, donde se ubica el restaurante, cuenta con una amplia cristalera, que hace posible disfrutar de estas magnificas vistas. En su interior visten las paredes algunas de las mejores fotografías de la colección de Ángel Ábalos.




Con la vista atrás en el pasado y ahora en el presente, que es cuando se aprecian las cosas con perspectiva, puedo comparar mis sensaciones con los sentimientos que provocan, al menos en mí, las obras de arte, podemos admirar cuadros de reconocido prestigio en libros o fotografías, donde tímidamente observamos, por ejemplo,  "La Venus del Espejo" de Velázquez o "Los Girasoles" de Van Cogh, pero es en el momento que observas esas obras en los Museos, cuando entiendes la belleza de la obra, del autor, y te quedas ensimismada ante tanta belleza, sólo ese momento único logra su culminación, cuando tus ojos se clavan ante ese cuadro, quedando grabada esa sensación en tu retina hasta llegar a todos tus sentidos. 

Estas sensaciones, las experimenté nada más llegar al restaurante El Lago, había visto las fotografías del lugar, que no hacían justicia a tanta belleza y de algunos de los platos que podía encontrar en su carta, pero como toda obra de arte al ser descubierta, produjo en mi una exclamación interior de admiración, siendo el momento culmen, cuando probé las distintas exquisiteces que el Chef Juan José Carmona, con su buen hacer, nos presentaba a los comensales. 

Porque la cocina, en mi modesta opinión es un arte, un don, que es reconocido, primero visualmente al contemplar el plato, que poco a poco te va  hipnotizando con sus aromas, hasta que se produce una explosión de sabores y texturas en el paladar, que hace que ese momento sea único e  irrepetible.

Y si, el mejor resumen de lo que sentí con cada plato, fue esa mágica explosión en el paladar de esos sabores, que con tanta armonía casaban a la perfección, con una ejecución pluscuamperfecta.

El autor de estas magnificas sensaciones que deleitaron mi paladar es el Chef Juan José Carmona. 



Juan José Carmona
Juan José Carmona, de sólo 33 años es natural de Fuengirola, donde aprendió a amar la cocina desde pequeño por influencia de su madre, profesional de la hostelería. En esta localidad impulsó, de hecho, junto con su familia, su propio proyecto empresarial, el restaurante Girol, que logró un enorme éxito de crítica, siendo recomendado, incluso, por la Guía Michelin.

Arrancó su formación con tan sólo diecisiete años en el antiguo restaurante Tragabuche de Ronda, junto al dos estrellas Michelin Dani García, para marcharse al mítico Mugariz, ocupando ya el cargo de Jefe de Partida. También recaló, en este periodo inicial, en El Lago en 2013. Una relación que se ha mantenido hasta su nombramiento como Chef Ejecutivo.
También ha aprendido las mejores técnicas y tendencias culinarias en Hacienda Benazuza, en la época de trabajo conjunto con El Bulli, así como los hoteles Puente Romano y Marbella Club. Además de con el chef Benito Gomz Becerra, uno de los más reconocidos de Málaga, que cuenta con su propio proyecto en Ronda, el restaurante Bardal.
La Carta

Como os comentaba al principio, El Lago se ha convertido en todo un referente de la gastronomía andaluza, siendo reconocido por la prestigiosa guía Michelín con una estrella desde el año 2005.

Apuesta por los productos de la tierra andaluza, por recuperar la tradición, con ese buen hacer que da un amplio bagaje profesional y la pasión por el trabajo bien hecho, su objetivo; transmitir la excelencia de Andalucía y sin duda, lo consiguen con creces.

Su experiencia de alta gastronomía se basa en los productos de temporada y cercanía, una filosofía culinaria de kilómetro cero, encontrando tomates de la tierra, quesos artesanos andaluces, etc.

Al llegar y cómo preámbulo a una magnifica cena, pudimos degustar aceitunas de la tierra y aceites, llenos de sabor, aromas y acompañados de panes artesanales. Como nos comentaron, están introduciendo en su carta panes artesanos ecológicos de elaboración propia, para que el cliente pueda disfrutar de distintas variedades de pan recién hecho, pura delicia!!!





Y después del aperitivo, comenzó un devenir de diferentes platos, a los que sucumbí; texturas, sabores, aromas, que eclosionaban en mi paladar, para deleite de todos mis sentidos.

Platos perfectamente ejecutados, con una cuidada presentación y maridados con excelentes vinos. La bodega cuenta con más de 300 referencias nacionales y se mantiene en constante renovación con las últimas tendencias del mercado.

Todo ello servido por un atento y amable personal.

A continuación os muestro alguno de los platos que pude degustar, si bien, las fotografías que tomé no son muy buenas debido a la luz, al ser de noche y no dan fe de la sintonía de colores que representaba cada plato. Eso sí, disfrutamos de la calidez de la noche en su fantástica terraza exterior, contemplando el Lago.




Espectacular el ceviche de verduras con aguacate, lima...., un sabor increíble cómo increíble en su presentación, perfectamente colocadas las verduritas, todo un espectáculo.



Me encanta el Steak Tartar, hasta ahora debo decir que lo había probado en diferentes restaurantes, en alguno de ellos de una ejecución y sabor perfecto, si bien, llega a su culmen en El Lago, al aunar estos conceptos con una cuidada y original presentación, consiguiendo un gusto exquisito al ser bañado con una deliciosa crema de huevo, queso emborrado y trufa de verano, que se servía in situ a gusto del comensal.



Y exquisita la carne, hecha en su punto, perfecta, exultante. 




Seguimos degustando distintos platos, todos ellos sublimes y..... el broche final, lo marcó un postre que me cautivó y que sorprendentemente, no tenía ese sabor "tan dulce" a los que estamos acostumbrados, tenía un cierto sabor a romero, que sinceramente me sorprendió gratamente, una delicia para los sentidos, una explosión de texturas y sabores, en perfecta sintonia, que hasta ahora en un dulce, no había sentido y que se merece por mi parte un gran "Ole Tu estilo", puro arte en la cocina. Este potre es la crema de romero con helado de requesón y cookies de chocolate.



Y por supuesto, pusimos un punto y seguido, porque no final, (espero volver), con un té perfectamente acompañado de macarons.


Sin duda, fue un "gran hallazgo", el poder disfrutar de la excelente cocina del restaurante El Lago en una compañía entrañable, con una gran anfitriona María Asenjo de Oak Power a quien agradezco el hacerme participe de estos momentos, así como al Chef Juan Jose Carmona, quien con toda su simpatía nos iba comentado los platos y entresijos de la cocina y por supuesto a Paco García, fue un verdadero placer.

Si queréis descubrir este magnifico restaurante os facilito su página Web AQUI además que si os apasiona el Golf es una oportunidad única de practicar este deporte y luego disfrutar de un merecido homenaje en el restaurante.

Al principio os comparaba una obra de arte, con las excelencias de un buen plato, si para admirarlas hay que verlas in situ en el Museo, para comprender la belleza de las mismas, en este caso os recomiendo ir a El Lago para poder sentir la magia que se crea en vuestros sentidos, donde prima una sana explosión de texturas y sabores en vuestro paladar.

¿Y vosotros conocéis El Lago? Me encantará leer vuestros comentarios.

Feliz día!!!

Marta Y.

Fotografías: El Lago, Marta Y.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué os parece? Me encantará saber vuestra opinión. Muchas gracias!!!